La Decisión Más Difícil: difícil de aguantar, por cierto…

[publicado en Cinesfera, http://www.cinesfera.cl, el día 26 de septiembre de 2009]


La Decisión Más Difícil no es un mal producto, pero sufre de problemas temáticos que la afectan profundamente y se tornan insoportables en cierto punto. La película se debate entre querer ser y no ser, entre querer decir y no decir; entre la discusión del valor del sacrificio por sobre la autonomía moral del sujeto, y el exhibicionismo meloso y forzosamente ético al que nos ha acostumbrado el director del film.

Y es que Nick Cassavettes pareciera no atreverse a asumir una posición que rompa con los temas que, simulando comprender la complejidad de las decisiones humanas frente a la enfermedad del ser querido (The Notebook, John Q) , optan por la expresión efectista, que no deja paso a la reflexión.

En este caso particular, el tema es el cáncer infantil, y las divisiones morales que provoca en la familia de la afectada al asumir y enfrentar la enfermedad. La premisa es sumamente interesante, desde un punto de vista de la libertad del sujeto: Anna (Abigail Breslin), la hija menor concebida “in vitro” de Sara (Cameron Diaz) y David (Jason Patric), decide recurrir a un exitoso abogado con el objetivo de demandar a sus padres, ya que no quiere seguir siendo la donante exclusiva de Kate (Sofia Vassilieva), su hermana mayor, quien padece de leucemia y se encuentra próxima a morir.

El ingreso a este mundo familiar sobreseído por la particular tragedia, no deja de poseer cierto encanto desde el tratamiento audiovisual y narrativo. A partir de las observaciones de cada uno de los miembros de la familia, le película plantea el mecanismo de un montaje no-cronológico, que retrocede y adelanta los tiempos construyendo un relato cuyo armazón se sostiene. Algo que se agradece, especialmente en una película de estas características. Eso sí, ya en la mitad del film, empezamos a vislumbrar pasajes y personajes que se encuentran sueltos y desligados del conflicto central. Asistimos a una proliferación innecesaria que provoca ruido en la narración: el hermano de la familia pierde toda importancia dramática, mientras observamos el ingreso de elementos forzados que sólo inciden en un nivel menor (la muerte de la hija de la jueza, por ejemplo)

Otro problema que incide sobre la verosimilitud, son algunas de las actuaciones que – ya sea por suposición del espectador o acostumbramiento de los interpretes a ciertos patrones actorales – se encuentran completamente fuera de registro: Cameron Díaz, como la abnegada madre que sacrifica todo por su hija, no logra dar con el tono en casi ningún momento, y Alec Baldwin – cuyo futuro no volverá a ser el mismo luego de 30 Rock – no convence en su papel de abogado estrella. Esta situación provoca que las secuencias relativas al juicio parezcan inconexas, superfluas una vez que el conflicto estalló.

El problema de la verosimilitud alcanza un nivel crónico, cuando al final de la película asistimos a la revelación sobre las causas de la demanda. En este punto, la película pierde gran parte del potencial reflexivo que poseía, concluyendo sobre la base de un capricho infantil que rompe con las ideas que marcaban el debate político y social que deslizaba la película.

La Decisión Más Díficil es una película en la que uno igual sufre. A pesar de las trampas y guillotinas esparcidas en su trayecto, el director sigue apelando a una emotividad de la que es díficil quedar indiferente. El problema es que no invita a sufrir conscientemente, a llevar en los hombros la dura realidad expuesta, con la fuerza de la razón por un lado, y el sobrecogimiento del corazón por el otro. En las postrimerías, uno sólo quiere dejar de sufrir, para olvidar a las próximas horas lo vivido.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: